URUGUAY CONTROL DE INOCUIDAD DE ALIMENTOS, UN ZORRO CUIDANDO EL GALLINERO



La mirada desde ECOAPICULTORES.com, sin colores políticos sobre el control de la Unidad Agroalimentaria Metropolitana y la Dirección General de Bioseguridad e Inocuidad Alimentaria del MGAP.

control inocuidad alimentos Ecoapicultores

El proyecto de Ley de Presupuesto 2020 – 2024, no mejora en absoluto el control de la inocuidad de alimentos. Al contrario, le quita aún mas transparencia.

Tampoco el control de la inocuidad de alimentos debe recaer sobre alguna Intendencia.


Los alimentos están directamente relacionados con la SALUD de la población, por lo tanto el único Ministerio que pudiera estar involucrado en el CONTROL puede ser el Ministerio de Salud Pública.

Y de ninguna manera el Ministerio que controla la producción de los alimentos y que es quien autoriza la aplicación de fitosanitarios o productos veterinarios con propiedades tóxicas para los Seres Humanos, debería poder CALIFICAR UN ALIMENTO COMO INOCUO. Por incurrir en una clara oposición de intereses.

Las normas de control sobre qué residuos de estos productos pueden estar en los alimentos son tomadas del CODEX ALIMENTARIUS internacional al cual suscribe Uruguay, conjuntamente con otros 167 países. Allí están marcados y estudiados los límites máximos de residuos de productos fitosanitarios, veterinarios y otros en general, para algunos alimentos de los que se comercializan o producen en Uruguay.

Existe a nivel del MGAP, (no a nivel Nacional), para los casos de solamente alimentos vegetales que no tienen fijados los Límites Máximos de Residuos en el Codex, una resolución por parte de la Dirección General de Servicios Agrícolas (Res 75/019 del 31 de mayo de 2019), que toma los L.M.R. fijados por la Comunidad Europea y los Estados Unidos de Norteamérica. Y no para los de origen Animal, para los cual no tiene injerencia.

El CONTROL DE ANÁLISIS de la Inocuidad de Alimentos debe estar bajo una institución independiente, que pueda demostrar imparcialidad y estar libre de intereses, como puede ser la UDELAR Facultad de Química. La cual es la única Institución que cuenta con una Marca registrada ante el MIEM, de Certificación o Garantía en el País para Alimentos. Y por lo tanto es la única que ha demostrado ante este Ministerio y la Ley vigente, tener los recursos y atribuciones legales para Certificar sobre Alimentos en el País a esta fecha.

La concentración de la información y decisión sobre que alimentos son inocuos por parte del MGAP y de qué forma se producen, dejan en indefensión a la población uruguaya. En la norma que se pretende legislar y regular a través del Proyecto de Ley de Presupuesto 2020 – 2024 , queda evidenciado que este control estará bajo el interés solamente de productores y un Ministerio que tiene como principal finalidad la producción. Una vez más, los ciudadanos de este país estamos bajo el poder político de turno que solo busca asegurar y anteponer sus políticas productivas descuidando por sobre todo la SALUD DE LOS URUGUAYOS.

Recordemos que en Uruguay no se realizan el control de agrotóxicos en fluidos humanos. No pudiendo ser detectado el grado de contaminación de forma directa a la que hemos sido expuestos. Países como Argentina y Brasil ya cuentan con esta posibilidad al igual que muchos otros del Mundo Desarrollado.

La ex Senadora Carol Aviaga del Partido Nacional lanzó (2016), una campaña de recolección de firmas solicitando la posibilidad del análisis de solamente, el principal agrotóxico utilizado (Glifosato), en fluidos humanos al Presidente Tabaré Vázquez. El cual desoyó esta propuesta de 10.000 firmas.

Esta seria una herramienta que permitiría evidenciar el grado de contaminación al que somos expuestos por el consumo de alimentos tratados con productos fitosanitarios y veterinarios. Esperemos que el actual Presidente Luis Lacalle Pou tenga en cuenta la propuesta de la ex Senadora de su Partido.

Por ahora la propuesta desde el oficialismo del Proyecto de Ley de Presupuesto 2020 – 2024, sólo nos recuerda a la fábula de colocar un Zorro a cuidar el Gallinero. ¿Quien puede confiar realmente en que el MGAP y organizaciones de productores, ambos vinculados a la Agroindustria cada vez más dependientes de agrotóxicos, puedan hacer evaluaciones imparciales y objetivas? ¿Que tipo de documentación darán a conocer sobre los controles que realizarán?

En Uruguay ingresan anualmente 150 componentes activos para fitosanitarios, mientras que hay unos 400 productos veterinarios registrados si incluimos sus diferentes presentaciones. Los residuos de estos químicos están contaminando el ambiente y aparecen en el agua, los alimentos y en las cadenas tróficas de los animales.

El Congreso internacional de Apimondia 2009, declaró a la abeja centinela del medio ambiente y ECOAPICULTORES.com ha decidido ser fiel a esta decisión que enaltece a nuestra profesión. Buscando la prohibición de transgénicos y agrotóxicos en una transición que debe comenzar ya, hacia la Agroecología. (1)

Ref.:

 (1) Informe de la Relatora Especial sobre el derecho a la alimentación de las Naciones Undiads https://drive.google.com/file/d/0B6-E-VRcOwdYNkhTTDAxejhOMkE/view?usp=sharing