NO EXISTE LA COEXISTENCIA DE CULTIVOS NO TRANSGENICOS Y TRANSGENICOS.


                                                                                                                                  07 de febrero 2019.


En defensa de los agricultores bien intencionados de la soja convencional o orgánica.

NO EXISTE LA COEXISTENCIA DE CULTIVOS NO TRANSGÉNICOS Y TRANSGÉNICOS.

Los agricultores ecológicos pagan el precio de la contaminación por transgénicos


Motiva este articulo, solo el poner en conocimiento de productores bien intencionados y a la población en general del grado de peligro de contaminación TRANSGÉNICA.

ECOAPICULTORES, reconoce el esfuerzo en trabajo e inversión de agricultores que están realizando cultivos de soja convencional y orgánica.

Los cultivos transgénicos al cruzarse con variedades convencionales, de su misma especie generan semillas transgénicas. Donde perdura la información de su ADN modificado.

Pero este no es el único riesgo, un estudio de la Universidad Estatal del Oeste de Paraná, Brasil. Que busco la posibilidad de ocurrencia de flujo génico, de una variedad genéticamente modificada para una convencional, y la posibilidad de detectar semillas de soja tolerante al glifosato en mezcla con soja convencional, indica que entre los materiales evaluados existe ya un nivel de contaminación, demostrando que en algún momento de la producción, transporte o almacenamiento, las semillas sufrieron contaminaciones. (1), (ya no solo por el cruzamiento).

La contaminación de cultivos convencionales es frecuente, en USA, por ejemplo, un informe realizado a escala nacional y publicado en 2004, en este país señala más del 50% de las semillas “convencionales” de maíz y soja, y hasta un 83% de las de colza, contienen ya información genética procedente de las variedades transgénicas.

La organización Food & Water Europe y OFARM (Agencia de Productores Ecológicos para la Comercialización Colectiva), denuncia: Los agricultores ecológicos pagan el precio de la contaminación por transgénicos, en su informe marzo 2014 destaca: “La contaminación se produce más frecuentemente en maíz, seguido por la soja. De los encuestados que cultivaban maíz y soja, 63 (el 34%) y 54 (el 35%) respectivamente declaraban haber detectado o sospechado presencia de transgénicos en sus envíos ya contratados.” (2).

Lamentamos que con frecuencia algunos Ing. Agrónomos aleguen que la soja no es susceptible de contaminación por cruzamiento por su autogamia (la capacidad de autofecundarse del mismo individuo).


Pero desde antes de la aparición de los transgenicos es sabido:
En cuanto a la soja, si bien la especie presenta mayormente un sistema de polinización autógamo, también existe la fecundación cruzada o xenogamia en la que participan activamente los insectos y donde se destaca la abeja melífera (Apis mellifera) (Mc Gregor, 1976). Klein et al. (2007) señalan a la soja como un cultivo con una moderada dependencia de polinizadores, lo que implica que la presencia de éstos podría aumentar la producción de frutos y semillas entre un 10 y un 40%. A pesar de su relevancia, el conocimiento de la ecología de polinización de la soja en distintas regiones y para las distintas variedades locales es aun escaso (Chacoff et al., 2010), así como también es poco lo que se conoce respecto a la influencia de los insectos en su polinización y al posible incremento de rendimiento que esto trae aparejado (Blettler et al., 2011).” (3).

Las abejas melíferas pueden transportar el polen varios kilómetros, favoreciendo así la biodivesidad y la productividad,el estudio "Dependencia de la polinización entomófila en 3 cultivos de interés económico en Uruguay" de la Licenciada Estelas Santos Martínez de 2014. En su punto 2.4.2 Dependencia de la Soja a la Polinización Entomófila. Señala:
"Este estudio apoya la primera hipótesis planteada, dado que la soja forma sus frutos por autogamia. pero se ha constatado que la presencia de insectos en el ambiente incrementa la producción de semillas. Considerando que todos los insectos participaron en la polinización de igual medida, podemos determinar que el 70% del incremento en semillas se debió a la presencia de abejas melliferas. Sin embargo en un estudio similar, Losey & Vauhgan (2006) asignaron a las abejas melíferas el 50 % de la responsabilidad en el incremento de semillas de soja. En cambio Chiari et al (2005a, 2006b 2008), comparando la producción de semillas de cultivos en carpas con abejas melíferas y cultivos al aire libre con presencia de insectos polinizadores, incluidas las abejas melíferas, determinaron que estos fueron responsables del 95,5; 87,7; y 97,4 % de la producción en cada uno de los estudios, respectivamente. La diferencia encontrada al momento de determinar la responsabilidad de las abejas melíferas en la producción de semillas posiblemente se deba a la cantidad de abejas nativas y otros insectos polinizadores presentes en el cultivo en el momento de la floración... (4) "

El Congreso internacional de Apimondia 2009, declaro a la abeja centinela del medio ambiente y ECOAPICULTORES a decidido ser fiel a esta decisión que enaltece a nuestra profesión. Buscando la prohibición de transgénicos y agrotóxicos en una transición que debe comenzar ya, hacia la Agroecología. (5).

Referencias: